Carretillas y caballos, un tema que se convierte en foco de discusión en algunos municipios del Oriente Antioqueño, debido a que fueron primero las carretillas y los caballos que los carros, por ende para quienes no están de acuerdo con acabar esta práctica  todo hace parte de la historia del territorio, los cocheros alegan que esta actividad es su principal fuente de trabajo.

Sin embargo, son varias las quejas de los contradictores, pues es bastante la preocupación e inconformidad con dicha acción, según algunos es maltrato animal, malos olores en las calles e insalubridad y enfermedades para los animales y personas.

En la actualidad, los cocheros inquietos esperan por el cumplimiento de la ley 178 de 2012 que prohíbe el tránsito de tracción animal urbano en los municipios que cuentan con primera categoría y categoría especial, lo que ha significado una gran preocupación para el gremio de los cocheros sobre todo por la situación económica.

 

Hacer acarreo, cargar bultos, trasportar frutas y legumbres con un mínima de 5.000 pesos, así trabajan los cocheros.